domingo, 18 de marzo de 2012

Vida y otras historias de esperanza

"La vida es como un embarazo. Vivimos con la continua esperanza de que ocurra algo bueno. A veces cansa, a veces duele. Muchas veces se hace pasada, pero avanza, y nosotros avanzamos con ella. Crece, y nos sorprende. Otras veces nos asusta. Y giro a giro, vamos sobreponiéndonos a ella. Muchas son las noches que nos arropamos bajo las sábanas queriendo no crearnos falsas esperanzas, por si algo sale mal. Vivimos con miedo a sufrir, a no saber reponernos de los golpes que nos de. Sin embargo, más fuerte es la fuerza de la esperanza que nos embriaga. Porque, en el fondo, esperamos que al final del camino, haya una recompensa grata. Tan grata, que nos de igual el miedo que hayamos pasado, el dolor que hayamos padecido o los sacrificios que hayamos tenido que hacer. Porque, aunque nos autoengañemos, siempre esperamos más."

M.B.R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario